miércoles, 23 de febrero de 2011

Feliz 23-F desde Egipto


Hola a todos,
no quería dejar escapar la oportunidad de escribir en una fecha marcada para España como lo es hoy, 23 de Febrero. Para los jóvenes lectores con poca curiosidad resumo a continuación: en tal día como hoy, de 1981, hubo un intento de golpe de estado en España patrocinado por unos señores de la Guardia Civil y el ejército que tenían una idea equivocada del concepto "voluntad popular".
¿Que cómo acabó? Con el triunfo del proceso democrático, como debe ser. Y digo proceso democrático porque cada día tengo más claro que la Democracia no es un objetivo, sino un medio continuo, nunca plenamente adquirido, que no debe ser descuidado por los ciudadanos.
La joven España democrática de entonces (que yo no la viví, pero me quedaba poco para llegar), con muchas ganas de cambio, estrenando política, voto, garantías, derechos y organizando todo el panorama social, llena de ilusión y con un enorme espíritu de cambio, era muy distinta (y tanto) a la de hoy: tenía otros problemas (y también de los mismos), otras consecuencias de esos problemas (hoy tenemos un paro mayor). Pero, en un ambiente de cambio, los problemas eran retos y, con esta actitud, el país levantó cabeza.

Aprovecho la ocasión para dejar patente el amor que siento por todo mi país, sin la ridícula y mísera necesidad de considerarme un facha por ello (como algunos pailanes pensarán, ¡qué desperdicio de neuronas!). Un país al que considero un gran ejemplo en muchos aspectos de la vida.
Quiero dejar patente que "país" -en este caso- no implica gobierno ni políticas, que después mezclamos churras con merinas y acabamos mal. Implica historia, espíritu, cultura, gentes, idiomas, regiones, gastronomía(pulpo a feira, txangurros, calçots, paella, porras, migas, cocido, fabes, cochinillo, tortilla...). Implica variedad/riqueza, monte, playa, montaña, meseta, música, folklore y hasta la carretera (la Ruta de la Plata y su toro de Osborne en mi caso, que me lleva de familia a familia pasando por más familia).

La foto es simbólica y todo parecido del señor de la metralleta con mi señor progenitor es pura coincidencia.

Lo que me sigue asombrando cuando leo, oigo y veo de lo que ocurrió ese día, es la determinación y rapidez con que se resolvió todo. NO al golpe. Y se acabó. 2 días. Sin enfrentamiento civil nacional.
Es para estar orgulloso y para que sirva de referencia de lo que se puede llegar a hacer cuando se tiene claro. El golpe no, me refiero al "contra-golpe".

Sed buenos.

4 comentarios:

  1. Un buen articulo de recuerdos para muchos.

    Sin ánimo de nada , se te ha olvidado, la cola de toro y el gazpacho, por lo demas PERFECTO.

    ResponderEliminar